No se puede ser genuinamente no violento y
permanecer pasivo ante las injusticias sociales.


                                                                       Gandhi

 "Confieso que he vivido" (Fragmento)

MANIFIESTO POR UN MUNDO SIN GUERRAS

Enlaces y comunicados

http://www.reformcampaign.net/index.php?lg=esp&pg=manifest&=esp&showmenu=1

IMPUNIDAD, CRÍMEN SOCIAL Y ROBO EN SUPERMERCADOS



 IMPUNIDAD, CRÍMEN SOCIAL Y ROBO EN SUPERMERCADOS


Autor: Enrique Santiago Romero | Rebelión / http://www.rebelion.org/noticia.php?id=154390

 

Tal y como ha explicado detalladamente el ex Relator de NNUU sobre el Derecho a la alimentación y catedrático de la Universidad de Ginebra, Jean Ziegler, cada cinco segundos, un niño menor de diez años muere de hambre o por sus secuelas inmediatas. Cada cuatro minutos, alguien pierde la vista debido a la falta de vitamina A. Hay casi 1.000 millones de seres humanos gravemente infra alimentados, mutilados por el hambre permanente. Y esto ocurre en un planeta que rebosa de riquezas. Los estudios de las Naciones Unidas (FAO) constata que en el estado actual de desarrollo de las fuerzas agrícolas de producción, el planeta podría alimentar sin problemas a 12.000 millones de seres humanos, es decir, el doble de la población mundial actual.
”Esta masacre cotidiana por el hambre no obedece a ninguna fatalidad. Detrás de cada víctima hay un asesino. El orden mundial actual no sólo es mortífero, además es absurdo. La masacre está instalada en una normalidad inmóvil. La ecuación es simple: quien tiene dinero come y vive. Quién no lo tiene sufre, se convierte en un inválido o muere. No existe la fatalidad. Cualquier muerte por hambre es un asesinato.” (J.Ziegler)

En España, hemos pasado de considerarnos entre las ocho principales economías mundiales y pelear asiento en el G-7, a ser el país de la UE con mayor numero de parados –casi seis millones- y de pobres: doce millones y medio en 2011 (Caritas), de ellos al menos dos millones y medio son menores.

Y si a diario este sistema capitalista de libre mercado en que vivimos viola impunemente el mas sagrado de los derechos de las personas – el derecho a la vida y la integridad personal- , que no ocurrirá con el resto de los derechos económicos y sociales, cuyo incumplimiento también mata, pero más lentamente, mas alevosamente: el derecho al trabajo, a la vivienda, a la seguridad social, a la sanidad, la educación, a disfrutar de un medio ambiente saludable y adecuado..etc. Todos ellos son derechos incumplidos, restringidos, suspendidos o eliminados.

La impunidad se define según NNUU como “la inexistencia, de hecho o de derecho, de responsabilidad penal por parte de los autores de violaciones, así como de responsabilidad civil, administrativa o disciplinaria, porque escapan a toda investigación con miras a su inculpación, detención, procesamiento y, en caso de ser reconocidos culpables, condena a penas apropiadas, incluso la indemnización del daño causado a sus víctimas”.

La impunidad es incompatible con el disfrute de los derechos humanos, la paz, la democratización y la consolidación de un auténtico Estado de Derecho y menos aun de un Estado Social. Tradicionalmente la impunidad se ha manifestado vinculada a graves violaciones de los derechos civiles y políticos, crímenes contra la humanidad que difícilmente podían pasar desapercibidos. Pero la Impunidad alcanza igual de gravemente al disfrute de los derechos económicos, sociales y culturales, no siendo perseguidas jamás las violaciones de estos derechos. La globalización de los mercados –incluido el de la comunicación- nos muestra la cotidiana negación de los derechos económicos y sociales y sus consecuencias -el hambre- como algo consustancial al sistema, que afecta a determinadas minorías de “perdedores” que no han sabido adaptarse a un mundo cada vez mas desregulado.

La Constitución Española de 1978 no incluye ninguno de los derechos económicos y sociales básicos para el disfrute efectivo de un desarrollo integral como persona y de una vida digna, entre aquellos susceptibles de ser reclamados mediante recurso de amparo constitucional. Así, la CE se desarma permitiendo en la practica la impunidad, no solo en materia de crímenes de lesa humanidad -crímenes del franquismo- sino también respecto al inmenso crimen contra toda la sociedad que constituye el sistemático incumplimiento de los derechos económicos y sociales sobre los que se asienta el contrato social sustento de los estados democráticos

Ello no significa que no exista una obligación legal que afecta a todas las personas, físicas, jurídicas o administraciones publicas, de respetar, cumplir, garantizar y no impedir el disfrute de los derechos económicos y sociales fundamentales. Aunque nuestra Constitución y el desarrollo legislativo de ella derivado lo haya ignorado con mayor o menor intensidad, los Tratados internacionales suscritos por España se sitúan en el vértice superior del sistema normativo interno, por expreso mandato constitucional precisamente.

Desde la Declaración Universal de los Derechos Humanos hasta la reciente proclamación por la Asamblea General de las Naciones Unidas del Derecho a la Alimentación, pasando por el Pacto Internacional de Derechos económicos y Sociales, en el Derecho Internacional vigente no hay duda de la obligación legal de los estados y agentes no estatales de garantizar y de no impedir el pleno disfrute de todos los derechos económicos y sociales básicos.

En España se asentó hace ya lustros la “cultura de la impunidad”, y ello a pesar de existir un Poder Judicial que ejerce como tal y un largo brazo persecutor en manos de todos los gobiernos, la Fiscalia.

Es una lección histórica que en aquellos países que, habiendo sido victimas de crímenes contra la humanidad estos han quedado impunes, a continuación el fenómeno de la corrupción ha arraigado tan fuerte en la sociedad que, junto a su aliado natural la economía especulativa, han podido perpetrar el saqueo de la población y de las instituciones, provocando el hundimiento de la economía del país y el consecuente serio deterioro institucional y de la democracia.

Y también es regla cada vez mas general que sin acabar previamente con la impunidad de los graves crímenes de exterminio del adversario político, no hay forma eficaz de acabar con la impunidad de los posteriores crímenes contra la sociedad cometidos por quienes pueden hacerlo, quienes poseen el poder económico y político. Hablamos de defraudaciones masivas, estafas hipotecarias múltiples, usurpación del patrimonio publico mediante privatizaciones , fraudes masivos y millonarios a consumidores y usuarios, usurpación de recursos públicos, prácticas contratistas mafiosas, deuda publica injustificable, mercantilización de derechos sociales etc.

Así ocurrió en Argentina a final del Siglo XX, donde la impunidad de los crímenes de la Dictadura que acabo en 1983 provoco el hundimiento económico, social y político del país, -que llegó a investir Presidentes por semanas- a través de la corrupción, la entrega masiva de los recursos públicos al sector privado y el fraude bancario, todo ello ocurrido ya en democracia. Fueron las leyes contra la impunidad de mitad de la pasada década, respecto a crímenes contra la humanidad, y también respecto a crímenes contra la sociedad, las que permitieron a Argentina arrinconar al viejo régimen y poner en marcha un nuevo proyecto de país.

España, siempre a un ritmo mas lento, viene repitiendo de forma temeraria todos los errores que no hace tanto se cometieron en Argentina y tantos otros lugares, y no porque quienes nos gobiernas sean ignorantes, sino porque son los principales beneficiados por la impunidad. La impunidad es la de aquellos que cometieron crímenes contra la humanidad para exterminar a sus adversarios políticos, y después asentaron el actual marco constitucional. Es la Impunidad de sus hijos, que posteriormente, educados en la cultura de la impunidad en la que crecieron y convencidos de que los poderosos son intocables, cambiaron el Ejercito y la Administración por los MBA, los bancos y las empresas constructoras. Y así vienen perpetrando el grave crimen social que llevamos padeciendo cinco años, sin perspectiva clara de que vaya a dejar de cometerse.

En este contexto y con esta perspectiva, es de agradecer que los jornaleros del Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT), con su mediática incursión en un par de supermercados, nos hayan recordado que en España y en Andalucía se esta pasando hambre, y que las causas son conocidas. Y es de agradecer que lo hayan hecho a la vez que se ha dado a conocer la ultima Memoria de la Administración Tributaria donde se indica que el 80% de lo recaudado en impuesto sobre la renta en este país procede de los ingresos de los trabajadores, que declaran de media ingresos de 20.000.- € año, mientras que la medida de ingresos declarada por profesionales y empresarios son 8.000.- € año.

Con el Código Penal en la mano, la incursión del SAT puede llegar a constituir un delito, y este si, no quedará en la impunidad. Esperemos que una buena defensa jurídica pueda conseguir penas leves o absoluciones. Respecto a las inconmensurables cifras del fraude fiscal es obvio, no hay duda, de que estamos ante un gravísimo delito, uno mas, un robo multimillonario a toda la sociedad, respecto al cual – como respecto a los demás crímenes sociales que se cometen a diario- ni el Ministerio de Interior, ni el de Justicia, ni la Fiscalia, consideran necesario abrir diligencias de investigación en Agosto. De momento, este crimen esta impune. Para el Gobierno, la incursión del SAT en Marcadona si amerita la apertura de diligencias urgentes.

La deslegitimación del Gobierno y del Estado para dar lecciones de ética jurídica, sobre robos y otros latrocinios mas sofisticados y masivos, es evidente. Y esto debería preocupar a cualquier gobierno que se hiciera llamar democrático, esa deslegitimación de unas instituciones rebosadas por la impunidad de los poderosos.

Izquierda Unida no ha aprobado ninguna campaña de expropiaciones de alimentos en supermercados, por lo que no es jurídicamente responsable de los hechos sucedidos estos días en Andalucía. Pero Izquierda Unida si es consciente responsable, políticamente hablando, de esos hechos, porque son evidente consecuencia del discurso que esa fuerza política viene manteniendo desde hace años, mas claramente si cabe desde el agravamiento de la actual “crisis”. Izquierda Unida acordó en su ultimo Consejo Político Federal adentrarse en la vía de la desobediencia civil, no para generar el caos, sino todo lo contrario, precisamente para contribuir a atajar el caos provocado por la desregulación sistemática de derechos. Para frenar y confrontar eficazmente el actual desmantelamiento de los pilares del estado social y de la democracia que se está llevando a cabo impunemente.

Ante unas instituciones que se amparan en la supuesta falta de capacidad del estado para acabar con los crímenes sociales masivos que estamos padeciendo, los ciudadanos tienen derecho a anteponer y crear otra institucionalidad que salvaguarde el estado social y de derecho. ¿O acaso alguien en su sano juicio esta dispuesto a que le usurpen el patrimonio vital que ha conseguido para sí y para sus descendientes, con la excusa de la imprescindible utilización de los derechos sociales como combustible de la economía?. El Estado cada día tiene menos legitimación para exigir el cumplimiento de los códigos de convivencia cuando estos fueron hechos añicos hace tiempo por mercados, transnacionales y bancos. Ellos rompieron las reglas del juego, no los jornaleros del SAT

Es evidente que Izquierda Unida va a apoyar y defender políticamente al SAT y a cualquier otro colectivo que ponga en evidencia la privación de derechos fundamentales de las personas y trabaje para garantizar los derechos vulnerados, recordándonos así que la Constitución en vigor establece que la propiedad privada siempre estará sometida al interés general. A finales del 2012, en España no es creíble presentar como un atentado contra la convivencia y el orden constitucional llevarse unos carros con alimentos básicos de unos supermercados, propiedad de empresas con millonarios beneficios, para entregárselo a familias con graves necesidades sociales.

Si el Gobierno quiere seguir por el camino de la criminalizaciòn ejemplarizante de estas actuaciones de desobediencia civil, se equivocara, y probablemente acabara teniendo que hacer frente a mayor, si cabe, conflictividad social. El pueblo español ha sabido perdonar los crímenes padecidos en el pasado, si ello era en aras de un futuro en paz, libertad y con bienestar. Pero ni este ni ningún pueblo permite ni perdona los graves y masivos crímenes sobre sus hijos que hoy se están cometiendo impunemente y, al menos, con la pasividad de los gobernantes. La obligación de cualquier gobierno es combatir eficazmente la Impunidad, toda la impunidad.



Enrique Santiago Romero es abogado y miembro de la Comisión Ejecutiva Federal de IU

 

http://www.forumdesalternatives.org/impunidad-crimen-social-y-robo-en-supermercados

 



Subir

Andalucía, creciente base de agresión imperialista



Morón y Rota se convierten en punta de lanza de la OTAN
Andalucía, creciente base de agresión imperialista



Andrés Martínez Lorca
Rebelión




“Rota, ¿dónde están tus huertos:

tu melón, tu calabaza,

tu tomate, tu sandía?

(…) ¿Cómo a ti, la gaditana

más airosa y más juncal,

te dicen: «Rota Oriental

Spain» … norteamericana? ”

Rafael Alberti, Signos del día





De golpe, sin información ni debate previo e incluso sin dar cuenta de ello al parlamento (¿para qué, si éste aplaude lo que le echen gracias a su mayoría absoluta en la cámara?), el gobierno que preside Mariano Rajoy acaba de autorizar a los Estados Unidos a convertir la base aérea de Morón de la Frontera (Sevilla) en centro de agresión imperialista contra África. Esta fuerza de intervención rápida estará compuesta por 500 infantes de marina y ocho aeronaves, entre ellas algunas de las más modernas como los V-22 Osprey, aviones de guerra de rotores basculantes fabricados por las empresas Bell y Boeing con capacidad de despegue y aterrizaje verticales, es decir, como un helicóptero y a semejanza de los antiguos Harrier británicos. Se convierte así esta base norteamericana en el centro de coordinación temporal del Mando de África (Africom) planificado por el Pentágono para intervenir en dicho continente cuando lo aconsejen sus intereses 1 (ya se sabe que EEUU no tiene amigos, sino intereses, como recordó muy oportunamente en su momento John Foster Dulles).

Si a las cifras anteriores le añadimos que en virtud del acuerdo firmado entre España y Estados Unidos en 1988 (gobierno de Felipe González, PSOE) y actualizado en 2002 (gobierno de José María Aznar, PP) y en 2012 (gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, PSOE) en la base de Morón puede haber de forma permanente 500 marines, 75 civiles y 15 aviones cisterna, podemos hacernos una idea de su importancia estratégica. Conviene recordar a los olvidadizos progresistas y neoliberales que Morón desempeñó un papel fundamental en la guerra de 2011 contra Libia: de ahí procedía la mayor parte de los aviones norteamericanos que arrasaron todos los objetivos civiles y militares libios que les vino en gana con el beneplácito de las entonces ministras “socialistas” de Defensa, Carmen Chacón, y de Asuntos Exteriores, Trinidad Jiménez. La exsecretaria de Estado, Hillary Clinton, agradeció entre sonrisas y abrazos el apoyo que su política imperialista recibía de España: “Prácticamente no existe desafío [militar] global importante en que no estemos trabajando juntos”, declaró.

Morón es una de las bases del imperio USA en Andalucía. La otra es la “Rota Oriental Spain… norteamericana” que cantara Alberti desde el exilio. Una vez puesta en marcha su desastrosa política económica y antes de abandonar el cargo, el presidente Zapatero añadió otro baldón a su curriculum al aprobar que el componente naval del escudo antimisiles de la OTAN tenga su principal base en España. En virtud de dicho acuerdo, Estados Unidos desplegará a partir de octubre de 2013 cuatro destructores procedentes de las bases de Virginia y Florida y aumentará en 1.200 militares y 100 civiles su personal instalado en la base aeronaval de Rota (Cádiz). Como en el caso anterior, hay que sumar los nuevos efectivos bélicos a los que ya hay también de forma permanente: 4.250 militares, 1.000 civiles y 36 aeronaves. ¡Y decían Felipe González y consortes que con la entrada de España en la OTAN desaparecerían las bases yanquis en España…!

A diferencia de los gobernantes españoles, siempre tan silenciosos ante la opinión pública,el secretario de la Armada norteamericana, Raymond Edwin Mabus, precisó bien los objetivos de este ambicioso despliegue militar: participar en las operaciones de la OTAN, en tareas de seguridad marítima, en ejercicios multilaterales y en general, proporcionar apoyo rápido al ejército de los Estados Unidos en África, Oriente Medio y Asia Central a través del Africom y del Centcom. O sea, servir de base de agresión del imperio desde el Océano Atlántico hasta el Índico, desde la península Ibérica, al Sur de Europa, hasta el corazón de Asia. Teniendo en cuenta el declive inexorable del imperio norteamericano y su frecuente recurso a la guerra como medio de imposición de su hegemonía, este servilismo de los dos partidos del régimen borbónico PSOE/PP no sólo muestra una ceguera permanente en el cambiante mundo que vivimos sino que refleja una traición imperdonable al país por atar España al carro de la agresión y de la guerra imperialista, colocando así nuestro territorio en primera fila de un hipotético ataque nuclear o convencional.

Y ahora dos chistes ajenos. El primero, del gobierno de los Estados Unidos al afirmar que el escudo antimisiles de Rota va dirigido no contra las fuerzas nucleares estratégicas rusas… sino contra Irán y Corea del Norte. Esta ocurrencia no le ha hecho gracia, como es lógico, al gobierno ruso. Y el segundo, es de cosecha propia, quiero decir, hispana: según el gobierno de Rajoy, el despliegue de Rota “reforzará la seguridad de España” (?). Como en otras ocasiones (el caso Bárcenas, los objetivos de la reforma laboral, el rescate a los bancos y la cifra real del déficit público), el PP toma por idiota al conjunto del pueblo español, eso sí, bien desinformado sobre el asunto por la casi totalidad de los medios, en especial los televisivos.

¿Y qué opina de este gravísima deriva de nuestra política exterior el PSOE, principal partido de la domesticada oposición? No quisiera dejarme llevar por mi nula simpatía hacia este representante de la derecha “progresista”. Reproduzco por ello la información que daba en su momento un diario tan afín a él como El País: “La directora de la campaña electoral del PSOE, Elena Valenciano [actual vicesecretaria general del PSOE desde 2012] ha dicho a Telecinco que se trata de “una buena noticia”, ya que supondrá “una inversión importante tanto en infraestructuras como en empleo en Cádiz”. También ha reconocido que Alfredo Pérez Rubalcaba estaba al tanto de este acuerdo. La Junta de Andalucía, que también fue informada previamente, ha dado su aval al mismo. “Se trata de reforzar la protección del sur de Europa con un sistema defensivo, no ofensivo, que es necesario y conveniente y que cuenta con el beneplácito del Gobierno andaluz”, ha dicho la consejera de Presidencia, Mar Moreno, en el Parlamento autonómico”2.

Se cumplen ahora 60 años de la firma en 1953 de los Convenios hispano-norteamericanos que que permitieron la construcción y uso de bases militares de los Estados Unidos en Torrejón (Madrid), Zaragoza, Morón de la Frontera (Sevilla) y Rota (Cádiz). Franco, una vez más, pisoteaba la soberanía nacional a cambio de recibir el apoyo a su dictadura. Ésta es la versión del diario monárquico ABC tan ligado a Franco desde el comienzo de la sublevación militar: “El 26 de septiembre de 1953 fue una fecha clave para España, que comenzó a salir del aislamiento internacional al que estaba sometida desde el final de la Guerra Civil. En pleno contexto de Guerra Fría de occidente contra el comunismo soviético, Estados Unidos tendió una mano al régimen franquista” 3 . El adalid de la democracia en el mundo sostuvo sin ningún reparo las dictaduras de Franco en España y de Salazar en Portugal, como después apoyaría hasta el final las dictaduras del Sha de Persia, de Batista en Cuba y de Somoza en Nicaragua, e incluso llegaría a organizar el sangriento golpe de Estado de Pinochet en Chile.

Un análisis, por somero que sea, de dicho pacto militar, pone de relieve las ventajas que obtuvieron los Estados Unidos del dictador en su feroz empeño por dominar el mundo 4. Como ha escrito esta autora, “la estrategia militar de los Estados Unidos consistía en desplegar un dispositivo de Bases a lo largo y ancho del planeta como una forma de intimidar a los soviéticos… En esos momentos la principal arma eran los aviones de bombardeo cargados con armas nucleares y estos necesitaban de lugares para repostar y hacer escala. De ahí, la importancia de las Bases aéreas” 5. Andalucía ya sufrió en su propia carne los peligros de tales operaciones cuando el 17 de enero de 1966 “dos aviones militares norteamericanos, un B-52 y el avión nodriza que lo abastecía de combustible en pleno vuelo, chocaron entre sí y cayeron a tierra en Palomares (Almería) en medio de una gigantesca bola de fuego. De las cuatro bombas atómicas de hidrógeno que portaba el B-52, dos se rompieron al estrellarse violentamente contra el suelo, lo que provocó una grave contaminación de uranio y plutonio” 6. Según declararon después los técnicos norteamericanos, faltó poco para que en un radio de 15 kilómetros no quedara vestigio de vida animal o vegetal y una lluvia radiactiva hubiera contaminado un área de 800 kilómetros cuadrados. A pesar de que se evitó in extremis esa tragedia apocalíptica, sigue en pie el hecho de que la contaminación registrada en Palomares fue la más grave contaminación de plutonio registrada hasta entonces en el mundo. Mientras tanto, los expedientes médicos de los envenenados por plutonio siguen todavía secretos…

¿Desconoce el actual gobierno del PP, como el anterior del PSOE, los gravísimos riesgos que comporta convertirse en el ariete de la OTAN en el Mediterráneo y en la punta de lanza de la estrategia nuclear norteamericana contra Rusia? ¿O sigue con la misma visión del régimen franquista para el que “mientras tengamos a los EEUU con nosotros, no necesitamos preocuparnos por el resto”7 ?

¿Y qué dice de todo esto el rey, tan ocupado como siempre en sus grandes cacerías, en sus aventuras eróticas pagadas con fondos públicos y en sus labores de primer comisionista del reino ? ¿Apoya él también, al ejercer “el mando supremo de las Fuerzas Armadas” (art. 62 de la Constitución), el sometimiento de España a los intereses militares de Estados Unidos y a la estrategia imperialista de la OTAN? Su silencio de ahora y su abierta campaña en el pasado a favor del ingreso de España en la OTAN pueden orientarnos acerca de su personal toma de posición.

Como español y como andaluz siento una mezcla de indignación y de asco hacia esta casta de políticos que, del rey abajo, desprecian a su pueblo y pisotean la soberanía nacional por un plato de lentejas. ¿Qué porvenir para la seguridad de nuestros hijos y nietos de seguir estando el futuro de España en tan desalmados individuos?

Notas:

1 http://www.elmundo.es/elmundo/2013/04/19/espana/
1366374588.html

2 http://politica.elpais.com/politica/2011/10/06/
actualidad/1317899277_006380.html

3 http://www.abc.es/20090929/nacional-/cincuenta-seis-anos-bases-200909290915.html. Volviendo al presente, ABC concluye con este oportuno recordatorio. “Todas estas instalaciones [las antiguas bases militares USA] son estratégicas para la OTAN y han jugado un papel importante en las últimas operaciones militares en las que ha participado España”.

4 Véase, por ejemplo, el artículo de Mª del Rosario Piñeiro Álvarez, “Los convenios hispano-norteamericanos de 1953”, en HAOL (Historia Actual Online), 11 (2006), pp. 175-181. Hay reproducción en red: MRP Alvarez, dialnet.unirioja.es.

5 Ibid., p. 180.

6 Andrés Martínez Lorca, Prólogo a Isabel Álvarez de Toledo [Duquesa de Medina-Sidonia], Palomares (Memoria), Madrid, UNED, 2001, p. 9.

7 Cable enviado desde la Embajada de los Estados Unidos en Madrid el 29 de septiembre de 1975, difundido ahora por Wikileaks.



Rebelión ha publicado este artículo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.

 

http://www.rebelion.org/noticia.php?id=167408

 



Subir

El tinglado se cae



La corrupción toca techo y el empobrecimiento general se hace insoportable
El tinglado se cae

Andrés Martínez Lorca
Rebelión

 

Desde mayo de 2010 en que el entonces presidente Zapatero abrió la veda de los recortes masivos, no ha habido semana en que los gobernantes de turno, antes del PSOE y ahora del PP, hayan dejado de cercenar los derechos sociales, los salarios y las inversiones públicas. Y todo para salvar a los bancos, culpables de la crisis económica. Una mezcla de resignación y de autoengaño ha llevado a muchos a la pasividad ante la voracidad insaciable del capital financiero y los desmanes constantes de sus intermediarios en el poder político. Buena parte de la culpa recae en la mentira oficial de “los brotes verdes” pregonada por Elena Salgado, exministra “socialista”de Economía y Hacienda y actual consejera de Endesa en Chile, y en la falaz promesa de “la luz al final del túnel” repetida un mes sí y otro también por don Guindos, actual ministro de Economía, exconsejero de Endesa e ideólogo de FAES.
En paralelo a la sistemática destrucción de lo público planificada por los organismos de la Unión Europea y el FMI, y aplicada con rigor por ministros y consejeros autonómicos, se va destapando cada día la olla de la corrupción. Señalemos sólo los últimos casos que han saltado a la luz pública: imputación de Carlos García Revenga, extesorero del Instituto Nóos (creado por el duque de Palma, Iñaki Urdangarín) y ligado a la Casa Real desde hace 20 años como secretario y asesor de las infantas (el palacio de la Zarzuela guarda todavía un embarazoso silencio y la infanta Cristina acaba de declarar que “estaba muy afectada” por ello); descubrimiento por la Audiencia Nacional de una cuenta bancaria abierta en Suiza por Luis Bárcenas, extesorero del PP y exsenador por este partido, cuyo saldo llegó a alcanzarla cifra de 22 millones de euros; imputación de Manuel Bustos, alcalde “socialista” de Sabadell por cohecho y tráfico de influencias en la denominada Operación Mercurio; sentencia condenatoria emitida por la Audiencia de Barcelona que declaró la responsabilidad civil subsidiaria de Unió Democrática de Cataluña (UDC), presidida por el diputado democristiano Durán y Lleida, en el Caso Pallerols al constatar que hubo "aportaciones directas al partido".

Para no alargarnos más y morir no de indignación sino de aburrimiento, indiquemos que, de acuerdo a cálculos fidedignos, más de 300 políticos españoles están imputados en casos de corrupción a lo largo y ancho del territorio del Estado. Según un reciente despacho de la agencia Europa-Press, los casos de corrupción afectan a todos los niveles de la administración y las investigaciones en marcha salpican tanto a quienes han sido miembros del Gobierno, como a dirigentes autonómicos y numerosos alcaldes y responsables municipales. Además, se están llevando a cabo investigaciones sobre la gestión de distintas entidades financieras, como Bankia o la Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM), de cuyos consejos de administración formaban parte diversos políticos.

Las acusaciones de corrupción alcanzan de lleno a la dirección del PP

Tras la difusión de las andanzas de Bárcenas por tierras de Suiza y Argentina como un aparente inversor de éxito y un señalado evasor de capitales beneficiado por la reciente amnistía fiscal, en contra de lo que declaró en su momento Cristóbal Montoro, ministro de Hacienda, conocemos hoy en una meritoria exclusiva del diario El País las cuentas manuscritas de los tesoreros del PP desde el año 1990 al 2008. La práctica totalidad de la cúpula de este partido de la derecha española, incluido el actual jefe de gobierno, Mariano Rajoy, estaría implicada en el cobro de importantes cantidades de dinero sólo anotadas en unas cuentas secretas. También están apuntadas las aportaciones al PP de conocidos empresarios, en especial del sector de la construcción tan ligado al llamado “pelotazo del ladrillo”, es decir, a la galopante y protegida especulación inmobiliaria que contribuyó de manera decisiva a la ruina del país.

La negación rotunda de tales corruptelas por parte de la dirección del PP no hace sino arrojar más dudas sobre este siniestro episodio que raya en lo incalificable por su gravedad. Sólo el presidente del Senado, Pío García Escudero, ha reconocido que su anotación era correcta aunque él habría devuelto el supuesto préstamo. Podríamos hacernos algunas preguntas al respecto. Si están tan seguros, ¿para qué van a realizar una auditoria interna y externa de su contabilidad? ¿No se reconocieron en vía judicial las irregularidades cometidas en el pasado por el extesorero del PP Rosendo Naseiro, aunque se acabó dando carpetazo al proceso sólo por defectos de forma? ¿Por qué el único condenado hasta ahora en el Caso Gürtel ha sido el juez Garzón que investigó la trama? Si Luis Bárcenas actuó correctamente y no hubo ni financiación irregular, ni sobresueldos en dinero negro, ¿por qué reniegan ahora de su extesorero y lo tratan como a un apestado, después de haber tenido despacho en la sede de Génova hasta hace una semana?

No puede admitirse que en una pirueta de cara a la galería el propio PP garantice su honestidad con una auditoría encargada por ellos o mediante una comisión parlamentaria que, controlada por ellos mismos, eche tierra al asunto.

Ante la extrema gravedad de las acusaciones, la ciudadanía tiene derecho a exigir una actuación rápida y a fondo por parte de los tribunales de justicia así como un debate sobre el tema en el pleno de la Cámara de Diputados, tal como ha pedido con toda razón el diputado de IU Cayo Lara. De no ser así, el gobierno debe dimitir y convocar elecciones generales para que el pueblo haga frente a un doble enemigo interno: una política económica que aplasta a las clases populares y una corrupción generalizada que socava las bases del sistema democrático.

La transición política del franquismo a la monarquía borbónica ha mostrado en los últimos años su esterilidad y agotamiento. El tinglado levantado con esmero por los poderes fácticos y apoyado sin escrúpulos por algunos pretendidos dirigentes de izquierda, se cae a pedazos de arriba abajo. Los trabajadores, los jóvenes, los campesinos, los jubilados y hasta las clases medias y los pequeños empresarios están hartos de la palabrería de un régimen que no respeta su propia Constitución y de unos polìticos que en su inmensa mayoría sólo sirven los intereses creados de los poderosos.

Antes de que sea demasiado tarde y arda la ira popular, el poder judicial y el parlamento, cada uno en su ámbito, tienen que cumplir con su deber constitucional y atajar sin contemplaciones la raíz misma del mal social y político que ahoga a la sociedad en su conjunto, “caiga quien caiga” como dijo María Dolores de Cospedal, secretaria general del PP, en un alarde retórico sin pensar en aplicarse ella misma la receta.



Rebelión ha publicado este artículo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.

 

http://www.rebelion.org/noticia.php?id=163172



Subir

No huele a corrupción, huele a capitalismo



 
No huele a corrupción, huele a capitalismo

Publicado por Jose Luis Forneo

¿Por qué nos escandalizamos tanto por la corrupción política? Parece que hay cierta intención, en la línea de los movimientos desclasados tipo 15M, de que pensemos que es posible que no exista corrupción en el sistema capitalista, como si esto fuera posible.

En realidad, la corrupción es la esencia misma de las tiranías del capital (aunque sigan siendo definidas como democracias por medios de propaganda y, lo mas triste, gran parte de la clase trabajadora solo porque les permiten votar cada cuatro años a uno u otro representante de, !como no! del mismo capital que controla la economía y la política).

¿De verdad a alguien le sorprende que el tal Barcenas tenga dinero en Suiza o reparta dinero negro a los mercenarios de su partido? ¿Cómo es posible que ahora nos escandalicemos por el hecho de que PP, PSOE, pero no solo, hayan creado, o sean producto (¿qué fue antes el huevo o la gallina?) de una red mafiosa que saquea no solo el dinero de los impuestos, el del presupuesto público, sino los propios recursos del país?

Capitalismo es Corrupción, y en la pantomima democrática como la nuestra la gran empresa necesita a la clase política para que el sistema siga girando, y que la riqueza creada por los trabajadores no revierta en los que la produjeron sino en los que siempre han vivido de saquearla y, no solo eso, sino que no saben hacer otra cosa.

El problema, pues, no es la clase política, sino los privilegios del capital. Mientras haya trabajadores sin empleo, sin casa, sin una vida digna, y capitalistas con capacidad de comprar políticos y de, con sus medios de propaganda, imbuir la ideología del crimen, del saqueo, del sálvese quien pueda, no solo a esos políticos, sino al propio trabajador, habrá corrupción.

Así que, la solución es bastante simple, como una simple fórmula matemática. Solo acabando con el capitalismo, dejara de existir la gran corrupción económica.

Dejo aquí una reflexión de Antorcha que se publicó en el año 2008, y que refleja muy bien cual es el problema y cuál la solución:

"Se ha abierto la tapa de la alcantarilla y no deja de salir mierda. Las corruptelas surgen por doquier. Alcaldes y concejales de todas las latitudes del Estado se muestran muy aficionados a recibir comisiones por hacer la vista gorda para que las constructoras sigan especulando y construyendo a mansalva en terrenos urbanizables o no. Es una auténtica epidemia. Como se suele decir, no se salva ni el tato. Aquí el que no pilla es porque no quiere. Hasta la Pantoja está metida en el ajo.

¿Pero a alguien le podía extrañar todo esto que está ocurriendo? El capitalismo es corrupción. Ni más ni menos. La corrupción no es una anomalía ni una disfunción del sistema. Es su misma esencia. El capitalismo se erige sobre la corrupción. Su máxima es todo se compra y todo se vende. Y en un sistema donde todo gira en torno a esta lógica, la podredumbre no puede sino extenderse y abarcarlo todo.

Y, efectivamente, lo abarca todo. Las corruptelas de los alcaldes y concejales son sólo la punta de un enorme iceberg. Éstos, parafraseando el título de una película de Woody Allen, son sólo unos granujas de medio pelo. Lo más bajo dentro de la escala social de los delincuentes. Son, además, la coartada tras la que se están ocultando las grandes, gigantescas corrupciones en las que se mueven, no unos pocos millones de euros, sino cientos y cientos de millones de euros.

En todos estos escándalos que están saliendo a la luz sólo se habla de pequeñas o medianas inmobiliarias o constructoras, de alcalduchos y concejalillos del tres al cuarto, de nuevos ricos horteras y casposos como Roca y otros. Pero de las corrupciones de las grandes empresas y los grandes bancos, de los multimillonarios como Botín y compañía, de los políticos de postín no se oye ni una palabra.

Los grandes trapicheos quedan en la sombra. Este tipo de basura se esconde bajo la alfombra. No pueden salir a la luz. De otro modo, se vería hasta qué punto el capitalismo español, al igual que el resto de capitalismos, es un enorme montón de mierda, una fosa séptica a rebosar.

No se habla de cómo los consejos de delegados del BSCH o el BBVA roban a sus propios accionistas, ocultándoles beneficios que se embolsan en sus nunca suficientemente repletos bolsillos; de cómo evaden impuestos por medio de eso que llaman ingeniería financiera, en la que son unos auténticos expertos; de cómo blanquean dinero procedente del narcotráfico... El mismo narcotráfico es otro negocio capitalista, como las finanzas, la construcción, el turismo, etc. Se diferencia en que está declarado ilegal. Pero, en el capitalismo, lo legal y lo ilegal se confunden, sus fronteras no son nítidas. Lo importante es hacer negocio, ganar dinero. El modo en que eso se haga es una cuestión accesoria. Si para obtener beneficios hay que envenenar a la gente, sobornar, delinquir, dar golpes de Estado, asesinar, provocar guerras, bombardear civiles... se hace. El negocio lo es todo. Todo empieza y termina en el negocio. Fuera de él no hay nada. Esto, y no otra cosa, es el capitalismo.

No se habla tampoco de los enormes pelotazos urbanísticos y especulativos de constructoras e inmobiliarias como Dragados, ACS, Sacyr, Metrovacesa... De esto nada se oye. ¿Acaso alguien piensa que estas empresas han llegado a convertirse en lo que son sin robar, sin hacer todo tipo de trampas, sin sobornar? Eso no sucede en el mundo capitalista. El mundo capitalista es el mundo del hampa. Entre un gran banco o una gran constructora y la mafia napolitana existen muchas menos diferencias de las que se piensan; sus diferencias, de hecho, son apenas de matiz.

También permanece en las tinieblas cómo el señor Polanco, es decir, el grupo PRISA ha llegado a levantar un monopolio mediático tan inmenso como el que tiene hoy, que abarca periódicos, varias televisiones, radios, editoriales... El grupo PRISA se ha convertido en lo que es gracias a su sucursal política, que no es otra que el PSOE, el cual, con González y ahora con Zapatero, no ha hecho más que abrirle camino para su expansión, suavizando o reinterpretando determinadas leyes, otorgándole licencias de todo tipo, etc.
Podríamos hablar igualmente de los trapicheos de Repsol en Latinoamérica, que se ha dejado un buen dinero en sobornos de funcionarios para seguir robando a manos llenas los recursos naturales de los empobrecidos países de la zona, para no pagar impuestos... En fin, que no se salva ni dios. Todos están metidos hasta las cejas en la misma charca de lodo.

Y si hay que hablar de corrupción, por qué no hablar de cómo el Estado no es sino el servidor fiel, la prostituta de la oligarquía financiera, el instrumento del que se vale para mantener en pie su chiringuito, que tan formidables beneficios le reporta.

Todo el Estado está a su servicio. Ni una sola de sus instituciones se salva. El parlamento es una farsa, una gran mentira. Allí no reside ni ha residido nunca la llamada voluntad popular, que, entre otras cosas, no puede expresarse en un país donde los únicos partidos y proyectos políticos que están permitidos son aquellos que comulgan con el sistema. Los partidos parlamentarios, de izquierda o de derecha, representan siempre a uno u otro sector oligárquico o burgués; no al pueblo. El parlamento no tiene otra función que gestionar los intereses capitalistas. Promueve reformas laborales cada vez más restrictivas para con los derechos de los trabajadores, sus planes económicos no tienen otro objetivo que mantener o aumentar los márgenes de beneficio de la patronal; aprueba leyes para la represión del movimiento obrero y popular, como la Ley de Partidos, con la que se proscribe y criminaliza, aún más de lo que ya estaba proscrita y criminalizada, toda ideología, toda organización política que se salga de los estrechos márgenes del pensamiento único, del fascismo constitucional que heredamos directamente del Caudillo... La Justicia, con la inquisitorial Audiencia Nacional a la cabeza, y la policía no son otra cosa que el brazo armado del capitalismo, sus perros de presa, dispuestos a lanzarse sobre cualquiera que se oponga a este régimen de explotación y opresión. No están para proteger al ciudadano, como pretenden hacernos creer constantemente.

Sí, todo está corrompido, podrido, viciado. Todo hiede. Hay que acabar con la corrupción. Hay que acabar con el capitalismo".

 

http://cuestionatelotodo.blogspot.com.es/2013/01/no-huele-corrupcion-huele-capitalismo.html



Subir

NO SOBREVIVIRÍAMOS



NO SOBREVIVIRÍAMOS
(Versión hablada en castellano)
 
 

¿Has pensado alguna vez como sería una nueva Guerra Mundial? En una palabra: Corta. Muy, muy corta. De hecho el despliegue de armas termonucleares apenas llegaría a los noventa minutos de duración. Y es esa dirrección en la que vamos desde que el "Mundo occidental" se marco un farol con la Guerra en Libia, amenazando al resto de países: "podemos invadir, e incluso asesinar a presidentes de otros países, y nadie dice nada". Sin embargo, Rusia y China dijeron basta. Y así, desde Noviembre de 2011, vivimos en una tensión mayor incluso que durante la Guerra Fría. No es ninguna exageración. Mira lo que está sucediendo con Siria e Irán.
Por otro lado, esto ha creado una reacción de resistencia sin precedentes, especialmente en los altos mandos militares estadounidenses e Israelíes, que saben exactamente que significaría cruzar la línea roja que los Rusos y Chinos han trazado en Irán y Siria. Sabemos que esta guerra es último recurso de una oligarquía financiera que sabe que sus días como dueños del mundo estan llegando a su fin. A ellos se les ha acabado las opciones: Rescates "sin límite"para el sistema especulativo son una bomba de relojería, pero no sobrevivirían un cambio de sistema ecónomico que eliminara la especulación. Por lo tanto, es el momento de introducir un estándar Glass Steagall en cada país, para destruir esta mafia financiera (ahora que dependen de nuestras ayudas), y detener la colapso del sistema económico transatlantico, que ha sido el detonante de este juego de aniquilación.

 

http://youtu.be/BdF3LLFq3bg

 



Subir