No se puede ser genuinamente no violento y
permanecer pasivo ante las injusticias sociales.


                                                                       Gandhi

 "Confieso que he vivido" (Fragmento)

MANIFIESTO POR UN MUNDO SIN GUERRAS

Enlaces y comunicados

http://www.reformcampaign.net/index.php?lg=esp&pg=manifest&=esp&showmenu=1

Paraísos fiscales a medida de los mercenarios



 

Paraísos fiscales a medida de los mercenarios

Varias de las empresas de mercenarios empleadas por los Estados Unidos en Irak, Afganistán y otros lugares del mundo "lavan" sus activos, con repaldo de la CIA, a través de diversos paraísos fiscales. Si la utilización de tales recursos sirve para mantener en secreto operaciones que atentan contra la paz y la dignidad humanas, no se pueden dilatar más los esfuerzos por arrancar el problema de raíz.

La empresa Xe Services registró más de 30 compañías “fantasma” en paraísos fiscales para mantener contratos millonarios del gobierno. Esta empresa, antes conocida como Blackwater, se camuflaba de esta manera tras el ruido mediático y las presiones de grupos de derechos humanos por la masacre de 17 civiles iraquíes en 2007 a manos de cinco de sus empleados. A esta conclusión ha llegado el Comité de las Fuerzas Armadas del Senado de Estados Unidos, que investiga a los contratistas militares privados en Irak y Afganistán.

Al menos tres de esas compañías “fantasma” le consiguieron a Blackwater contratos de seguridad. Una de ellas, Greystone Limited, fue registrada en la isla de Barbados, como denunciaba desde hace meses el periodista Jeremy Scahill.

Entre su personal, esta empresa contaba con antiguos agentes de operaciones especiales, de defensa, de inteligencia y de la policía de varios países, “listos para ser desplegados en cualquier parte del mundo”. Los mercenarios de Greystone provenían de Filipinas, Chile, Nepal, Colombia, Ecuador, El Salvador, Panamá y Perú, entre otros. El envío de antiguos militares chilenos (algunos habían servido durante los años de la dictadura) a Irak provocó un escándalo porque el país se había negado a apoyar la invasión y tiene prohibidas las actividades mercenarias en el extranjero.

Otra de las filiales, Paravant, obtuvo un contrato del Departamento de Defensa para entrenar al ejército afgano. El gobierno niega haber conocido en ese momento el vínculo entre esta compañía y Blackwater. Dos empleados de Paravant se enfrentan a acusaciones por el asesinato de dos civiles afganos. La presión internacional y del Congreso durante algunos años empieza a dar sus frutos.

A pesar de ello, la CIA acaba de conceder un contrato de 100 millones de dólares para que Blackwater proteja sus sedes en Afganistán, donde han tenido lugar centenares de secuestros de supuestos terroristas par ser enviados a Guantánamo, a Bagram o a cárceles secretas donde se han conocido casos de torturas. Leon Panetta, director de la CIA, justificaba el contrato con que la compañía ofreció el precio más bajo y que había rectificado en sus comportamientos.

Esto contradice otras investigaciones del Congreso que destapan de cobro fraudulento al gobierno de Estados Unidos y exageraciones en las partidas presupuestadas para sus servicios. Por eso, Blackwater alcanzó un acuerdo reciente con el Departamento de Estado para evitar un posible proceso judicial por fraude, la venta ilegal de armas a Afganistán y entrenamiento clandestino de policías y fuerzas armadas en Colombia y en Taiwán. Entre los contratos que se conocen con la CIA, con el Departamento de Estado y con el de Defensa, se calcula que Blackwater pudo haber cobrado hasta 2.000 millones de dólares. El Congreso investiga si la utilización de paraísos fiscales tenía como objeto y fin engañar al gobierno y mantener sus contratos.

Greystone, creado para aportar fuerzas multinacionales “ágiles”, sostenía que su trabajo aportaba a la libertad en el mundo y al mantenimiento de la paz. Una de las “ambiciones” de Blackwater consistía en crear una fuerza de brigadistas privados para zonas de conflicto o de catástrofes. Según la empresa, podían contar con fuerzas más ágiles por un coste muy inferior a las operaciones de la OTAN o de Naciones Unidas, y sin los mismos obstáculos políticos.

La utilización de filiales en paraísos fiscales le permitió a la compañía mantener un estrecho vínculo con la CIA durante años. Participaron juntos en secuestros, en operaciones clandestinas y en el transporte de detenidos que fueran sospechosos de participar en actividades terroristas.

El caso de Blackwater deja en evidencia dimensiones de los paraísos fiscales distintas a la de por sí grave lacra de evasión de impuestos que, en los países empobrecidos, triplica la cantidad de dinero obtenida en forma de “ayudas”. El secreto bancario con el que operan permite ocultar el origen del dinero y la naturaleza de la actividad “corporativa”.

Detrás de esa máscara se esconde dinero del crimen organizado, que mueve en el mundo entre 2 y 3 billones (trillions) de dólares. Si los paraísos fiscales son los motores del tráfico de drogas, de armas y de personas, como sostiene Naciones Unidas, y de “servicios” que atentan contra la paz, no se pueden dilatar más los esfuerzos internacionales para acabar con ellos.

La fuente:  Carlos Miguélez Monroy es periodista y coordinador del Centro de Colaboraciones Solidarias (CCS).

 
 
 


Subir

Cayo Lara habla sobre las Pensiones en TVE



 
Cayo Lara habla sobre las Pensiones en TVE

Vean, escuchen la entrevista y no se pierdan la parte final, en la que, preguntado sobre qué le diría a Zapatero, Lara contesta que le diría "que tiene que cambiar su política, que la política no la puede hacer al servicio de los mercados y del Fondo Monetario Internacional (FMI), porque al final vamos a tener que terminar por cambiar el Art. 1 de la Constitución Española y decir que la Soberanía Nacional no reside en el Pueblo español sino que reside en el FMI y en los mercados, porque parece que son los únicos, no sólo con quienes se reúne Zapatero, sino que está al servicio y a la orden de los que están marcando las políticas de los especuladores financieros y, en definitiva, de los que son responsables de la crisis..."

 

http://www.izquierda-unida.es/node/7949

 

Ver también:

I Asamblea de Refundación de la Izquierda: Cayo Lara

 




http://www.youtube.com/user/IzquierdaUnida

 



Subir

Huelgas contra un golpe de Estado financiero en trance de obligar a Europa a cometer suicidio económico, demográfico y fiscal



 

Huelgas contra un golpe de Estado financiero en trance de obligar a Europa a cometer suicidio económico, demográfico y fiscal

Michael Hudson

“La Comisión Europea está utilizando la crisis bancaria hipotecaria –y la innecesaria prohibición de que los bancos centrales financien los déficits públicos— como una oportunidad para penalizar, y aun llevar a la quiebra, a los gobiernos, si éstos se niegan a hacer retroceder los salarios. (…) los planificadores neoliberales han venido expresando la esperanza de que
unos salarios más bajos en el sector público traigan consigo unos salarios más bajos en el sector privado. El objetivo es hacer retroceder los salarios un 30% o más, a niveles de depresión, pretendiendo que eso ‘dejará más excedente’ disponible para pagar el servicio de la deuda. No habrá tal, huelga decirlo. Se trata simplemente de un malévolo proyecto para revertir la era de reformas democrático-sociales que conoció Europa en el siglo pasado. Europa, tal es el designio, ha de ser convertida en una república bananera por la vía de gravar fiscalmente al trabajo, no a
las finanzas, ni a las aseguradoras, ni al sector inmobiliario. Y los gobiernos tienen que imponer una carga fiscal más pesada al empleo y al comercio, al tiempo que recortan las pensiones y otros gastos públicos. Este es el mensaje de la Comisión Europea a los distintos gobiernos de la UE: “O te unes a la lucha contra el mundo del trabajo, o te destruiremos”. Eso precisa de una dictadura, y el Banco Central Europeo (BCE) se ha arrogado ese poder, arrebatándoselo a los gobiernos electos.”
 
 
 
 
 


Subir

¿Crisis? ¿Qué crisis? ¡Los beneficios crecen como la espuma!



 

¿Crisis? ¿Qué crisis? ¡Los beneficios crecen como la espuma!

James Petras – Rebelión


Mientras los progresistas y los izquierdistas escriben sobre las «crisis del capitalismo», los productores, las empresas petrolíferas, los banqueros y casi todas las demás empresas grandes de ambos lados de la costa del Atlántico y el Pacífico no dejan de reírse camino del banco.

Desde el primer trimestre de este año los beneficios empresariales se han disparado más de un 100 por cien (The Financial Times, 10 de agosto de 2010, p. 7). En realidad, los beneficios empresariales han aumentado más que antes del inicio de la recesión en 2008 (Money Morning, 31 de marzo de 2010). Contrariamente a lo que dicen los blogueros progresistas, las tasas de beneficio aumentan, no disminuyen, sobre todo entre las empresas más grandes (Consensus Economics, 12 de agosto de 2010). La solidez de los beneficios empresariales es una consecuencia directa de las crisis agudas de la clase trabajadora, los empleados públicos y privados y las pequeñas y medianas empresas.

Con el estallido de la recesión, los grandes capitales destruyeron millones de puestos de trabajo (uno de cada cuatro estadounidenses ha estado sin empleo en 2010), obtuvieron contrapartidas de los líderes sindicales, gozaron de exenciones fiscales y recibieron subsidios y préstamos casi sin interés de los gobiernos locales, estatales y federales.

Cuando la recesión tocó fondo provisionalmente, las grandes empresas duplicaron la producción con la mano de obra existente, lo que supuso intensificar la explotación (más producción por trabajador), y redujeron costes trasladando a la clase trabajadora una cuota muy superior de los gastos de seguros sociales y pensiones con la conformidad de las autoridades sindicales multimillonarias. El resultado es que, aunque los ingresos descendieron, los beneficios aumentaron y las cuentas de resultados mejoraron (The Financial Times, 10 de agosto de 2010). Por paradójico que resulte, los consejeros delegados de las empresas han utilizado el pretexto y la retórica de las «crisis» extrayéndolos de los periodistas progresistas para impedir que los trabajadores exigieran una cuota mayor de unos beneficios rampantes, ayudados por la siempre creciente batería de trabajadores sin empleo o subempleados susceptibles de ejercer de «sustitutos» (esquiroles) en caso de huelga.

La actual expansión de los beneficios no ha repercutido en todos los sectores del capitalismo: las ganancias imprevistas se han acumulado de forma abrumadora en las empresas más grandes. En cambio, entre las pequeñas y medianas empresas se ha disparado la tasa de quiebras y de pérdidas, lo que las ha convertido en presas baratas y fáciles de adquirir para las «hermanas mayores» (The Financial Times, 1 de agosto de 2020). Las crisis del capital intermedio han desembocado en la concentración y centralización de capital y han contribuido a elevar la tasa de beneficios de las empresas más grandes.

Los errores de diagnóstico de las crisis capitalistas en que han incurrido la izquierda y los progresistas ha sido un problema permanente desde el fin de la Segunda Guerra Mundial, cuando nos dijeron que el capitalismo se había «estancado» y se precipitaba hacia el derrumbamiento final. Los últimos profetas del apocalipsis vieron en la recesión de 2008-2009 la quiebra absoluta y definitiva del sistema capitalista mundial. Cegados por el etnocentrismo euroamericano, no lograron apreciar que el capital asiático no ha entrado nunca en la «crisis final» y América Latina padecía una versión tibia y pasajera (The Financial Times, 9 de junio de 2010, p. 9). Los falsos profetas no acertaron a reconocer que los diferentes tipos de capitalismo son más o menos susceptibles a las crisis… y que algunas variantes suelen experimentar recuperaciones rápidas (Asia, América Latina, Alemania), mientras que otras (Estados Unidos, Gran Bretaña, Europa oriental y meridional) son más propensas a experimentar recuperaciones endebles y precarias.

Mientras Exxon-Mobile registraba un aumento de los beneficios superior al 100 por cien en el año 2010 y los fabricantes de automóviles obtenían sus mayores beneficios en los últimos años, los salarios y el nivel de vida de los trabajadores descendía y los empleados del sector público padecían recortes salariales y de plantilla masivos. Está claro que la recuperación del beneficio empresarial se basa en el recrudecimiento de la explotación de la mano de obra y en el incremento de transferencias de recursos públicos a las grandes empresas privadas. El Estado capitalista, con el Presidente demócrata Obama a la cabeza, ha transferido miles de millones de dólares al gran capital a través de operaciones de rescate directas, préstamos casi sin intereses, reducciones de impuestos y presiones a la mano de obra para que acepte salarios más bajos y retrocesos en el ámbito de la salud y las pensiones. El plan de la Casa Blanca para la «recuperación» ha superado con creces las expectativas: los beneficios empresariales se han recuperado; «sólo» la inmensa mayoría de los trabajadores se ha hundido más en las crisis.

Las predicciones fallidas de los progresistas al respecto del ocaso del capitalismo son consecuencia de haber subestimado el extremo hasta el cual la Casa Blanca y el Congreso serían capaces de saquear las arcas públicas para resucitar al capital. Subestimaron el extremo hasta el cual se había ayudado al capital para desplazar la totalidad de la carga de la recuperación de beneficios sobre las espaldas de la mano de obra. En ese aspecto, la retórica progresista sobre la «resistencia de la mano de obra» y el «movimiento sindical» reflejaban no entender que prácticamente no ha habido resistencia al retroceso de los salarios sociales y monetarios porque no existe mano de obra organizada. Lo que pasa por serlo está absolutamente anquilosado y actúa al servicio de los defensores de Wall Street del Partido Demócrata en la Casa Blanca.

Lo que revela el actual impacto desigual y no equitativo del sistema capitalista es que los capitalistas sólo pueden superar las crisis acentuando la explotación y haciendo retroceder décadas de «conquistas sociales». No obstante, el proceso en curso de recuperación del beneficio es enormemente precario porque se basa en la explotación de existencias previas, en tasas de interés muy bajas y en la reducción de los costes laborales (The Financial Times, 10 de agosto de 2010, p. 7). No se basa en inversiones privadas nuevas y dinámicas, ni en el incremento de la capacidad productiva. En otras palabras, son «conquistas caídas del cielo»; no beneficios derivados de los ingresos por un aumento de las ventas, ni por la expansión de los mercados de consumidores. ¿Cómo podría ser de otra manera, si los salarios descienden y la mano de obra desempleada, subempleada o desaparecida es superior al 22 por ciento? Sin duda, esta expansión de los beneficios a corto plazo, basada en ventajas políticas y sociales y en privilegios de poder, no es sostenible. El despido masivo de empleados públicos y la obtención de beneficios de la producción a base de intensificar la explotación de la mano de obra tienen límites… habrá que sacrificar algo. Una cosa está clara: el sistema capitalista no desaparecerá ni será sustituido a causa de su podredumbre o sus «contradicciones» internas.

Traducido para Rebelión por Ricardo García Pérez.
 

Ver también:

 

 



Subir

EUROPA CERRADA

Subir

DOCUMENTO MILITAR DEMUESTRA QUE BASE DE PALANQUERO SE USARÁ PARA ESPIONAJE EN LA REGIÓN



 

DOCUMENTO MILITAR DEMUESTRA QUE BASE DE PALANQUERO SE USARÁ PARA ESPIONAJE EN LA REGIÓN

 Los gobiernos de Estados Unidos y Colombia han defendido el acuerdo militar que establecieron bajo el argumento de que éste buscar "luchar contra el terrorismo y grupos narcotraficantes". Un documento del Departamento de la Fuerza Aérea de Estados Unidos revela que entre las intensiones del pacto está realizar operaciones militares continentales, y también para neutralizar gobiernos considerados "antiestadounidenses", vale decir, Venezuela, Bolivia, Ecuador, Cuba y Nicaragua.
 

 



Subir

Nóbel de la guerra para los señores del «Nóbel de la Paz»



 
Nóbel de la guerra para los señores del «Nóbel de la Paz»
por Domenico Losurdo

 

Ignorando las instrucciones que dejara el propio Alfred Nóbel, el jurado del premio Nóbel ya no está recompensando el coraje en el trabajo por la paz sino la utilidad mediática al servicio del imperialismo. La lista de los más recientes laureados con ese premio no es más que una enumeración de personalidades que sirven de coartada a la aplicación de políticas coercitivas y de pretexto para justificar las guerras. El más reciente es el premio Nóbel de la Paz de 2010, concedido a un «disidente» chino como medio de justificar la política de containement en contra de China, señala el filósofo Domenico Losurdo.
 
 
 
 


Subir

Murió en España la jurisdicción universal y el juicio a jefes de Estado de EEUU e Inglaterra por crímenes contra la humanidad



 
Las 25 historias periodísticas ignoradas por los medios (XVI)
Murió en España la jurisdicción universal y el juicio a jefes de Estado de EEUU e Inglaterra por crímenes contra la humanidad

 

Black Agenda Reprot/The Brussels Tribun
 

En octubre de 2009, el gobierno de España cerró una de las últimas ventanas para esclarecer responsabilidades en los más terribles crímenes cometidos por las naciones más poderosas de la tierra. Bajo una gran presión de EEUU, España decidió limitar su propia jurisdicción en casos de genocidio y crímenes contra la humanidad, aunque el derecho internacional establece que tales crímenes están bajo jurisdicción universal, en cualquier nación, sean o no víctimas sus ciudadanos. La lógica es que estos crímenes contra la humanidad son ofensas contra cada miembro de la especie humana, un crimen contra todos.

España fue competente para encausar por crímenes graves a violadores de derechos humanos de Guatemala, Argentina, China, Israel y otros lugares. La mayor parte de los juicios fueron contra individuos considerados intocables por el derecho político, por ejemplo Pinochet de Chile, el oficial argentino de ejército Adolfo Scilingo, el ex canciller estadounidense Henry Kissinger, el primer ministro italiano Silvio Berlusconi, el ex primer ministro israelí Ariel Sharon y seis de sus consejeros y, recientemente, seis ex funcionarios de la administración Bush.

Las presiones contra el imperio de la justicia hispana se incrementaron cuando los magistrados españoles anunciaron investigaciones que involucraban a Israel y EEUU. En enero de 2009, el juez español de la Corte Nacional Fernando Andreu anunció que investigaría a siete altos miembros del gobierno israelí, todavía activos o ex funcionarios, por su responsabilidad en un ataque aéreo que en 2002 mató en Gaza a un alto dirigente de Hamás y a otras 14 personas. En marzo de 2009, Baltasar Garzón, el juez más destacado de España, invocó el principio de jurisdicción universal cuando intentó investigar a seis ex funcionarios de la administración Bush por otorgar una fachada “legal” a la tortura en la prisión norteamericana en Guantánamo, Cuba. Y en mayo, otro juez de la alta corte española, Santiago Pedraz, dijo que enjuiciaría a tres soldados de EEUU por crímenes contra la humanidad, como autores de las muertes, el 8 de abril de 2003, del camarógrafo español de televisión Jose Couso y del periodista ucraniano Taras Protsyuk, asesinados por tripulantes de tanques de EEUU que atacaron su hotel en Bagdad, el Palestina.
Las actividades de jueces como Garzón, Andreu y Pedraz han creado un gran dolor de cabeza diplomático al gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero. China advirtió a España que las relaciones bilaterales se podrían deteriorar por un caso del Tíbet y el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, dijo que España arriesgaba quedar fuera del proceso de paz de Oriente Medio.

Pero lo que más preocupa al gobierno español es el impacto negativo en sus relaciones con EEUU que pueda tener la investigación de Guantánamo. Rodríguez Zapatero mejoró sus expectativas entre los votantes españoles porque podría forjar lazos cálidos con la administración de Obama. De hecho, otros líderes europeos se han distanciado de la postura española, temerosos de comprometer sus futuras relaciones con Washington.

EEUU, el mayor criminal contra la humanidad

El reportero Glen Ford observó que EEUU es el demandado potencial más grande del mundo por crímenes de guerra y crímenes contra la humanidad. Y su prontuario en la comisión directa e indirecta de torturas y matanzas es incomparable con el de cualquiera otra nación, por lo menos desde la Segunda Guerra Mundial. Sobre todo fue la presión de EEUU lo que forzó a España a cerrar sus cortes a los casos de jurisdicción internacional.

Sin embargo, el 27 de abril de 2010 fue lanzada una iniciativa judicial separada de Garzón por el Centro para los Derechos Constitucionales (CCR, por su sigla en inglés) de Nueva York, que intentó hacerse parte en una investigación criminal actualmente pendiente sobre el programa de tortura de EEUU en Guantánamo. La investigación se centra en la tortura y el abuso contra 4 ex detenidos de Guantánamo con lazos estrechos con España. El CCR puntualizó que España debe conservar la jurisdicción sobre este caso, debido a la naturaleza de los crímenes alegados y las obligaciones contraídas por el país de Zapatero como signatario de los Convenios de Ginebra y, particularmente, del Acuerdo contra la Tortura.
“Por ocho largos años hemos luchado para reparar los brutales actos inhumanos e ilegales perpetrados contra nuestros clientes, pero cada etapa ha sido bloqueada por las administraciones de Bush y Obama”, dijo Michael Ratner, presidente del CCR, quien tramitó la primera petición de habeas corpus introducida en nombre de un detenido de Guantánamo en 2002. “Vinimos a España nada menos que en búsqueda de justicia, que tristemente no está disponible en Estados Unidos”, dijo. (1) Un día antes del cambio en la ley española, un número de miembros del Tribunal Bertrand Russell, actuando bajo el paraguas de la Iniciativa Internacional para Procesar Genocidio de EEUU en Iraq, formuló cargos de crímenes contra la humanidad y de genocidio contra cuatro presidentes de Estados Unidos y cuatro primeros ministros de Gran Bretaña. Las acusaciones citan un millón y medio de iraquíes muertos a lo largo de 19 años de ataques norteamericanos y británicos, incluyendo dos guerras de agresión a gran escala, “con las sanciones [económicas contra Iraq, en tiempos de Saddam Hussein] más draconianas nunca diseñadas”, y la subsiguiente ocupación de Iraq. Según los cargos, murió medio millón de niños.

En paralelo, se destruyó insensiblemente la rica y única herencia de patrimonio cultural y arqueológico de Iraq. Con el fin de someter a Iraq a la dependencia de los designios estratégicos de EEUU y del Reino Unido, los sucesivos gobiernos de ambas poderosas naciones intentaron la partición de Iraq y, por medio de la fuerza militar, establecieron un sistema político y un gobierno iraquí favorable a la ocupación. Promovieron y acometieron el pillaje masivo de recursos naturales iraquíes e intentaron privatizar la propiedad y riqueza de la nación. Los acusadores de EEUU y el Reino Unido formulan cargos de destrucción deliberada de una nación, arguyendo que los asaltos a Iraq fueron masivos y sistemáticos, y se prolongaron aproximadamente por una generación.

Los demandados son George Herbert Walker Bush, William J. Clinton, George W. Bush, Barack Hussein Obama, Margaret Thatcher, John Major, Anthony Blair y Gordon Brown. El juicio sostiene que cada una de estas personas desempeñó un papel dominante en la destrucción planeada de Iraq y los acusa de apoyar, instigar, permitir, racionalizar, ejecutar, y/o perpetuar o excusar esta destrucción basada en mentiras, objetivos estratégicos e intereses económicos, y contra la voluntad de su propia gente. El tribunal Bertrand Russell afirma que tales acciones se podrían repetir en otra parte si se permite que estos culpables escapen a su responsabilidad.

El Tribunal Penal Internacional (TPI) es la instancia legal global para crímenes de guerra, crímenes contra la humanidad y genocidio. Sin embargo, el periodista Ford observa que en estos últimos años esa corte no ha procesado a nadie más que africanos y cada vez más se muestra como una herramienta de la hegemonía occidental. EEUU, además, rechaza reconocer al TPI, y de paso demanda inmunidad de procesamiento.

Actualización de Glen Ford:

La ilegalidad de EEUU ha dado trabajo a las areas propias del Tribunal Penal Internacional (TPI). La impunidad con que EEUU y Gran Bretaña causaron la muerte de 1,5 millones de iraquíes y el desplazamiento de otros 4,7 millones más durante dos décadas de agresión ininterrumpida (desde 1990 al presente), fue eclipsada –a escala de matanza– por el genocidio en el este de la República Democrática del Congo (RDC). Se estima que 6 millones de congoleses han muerto desde que los principales poderes delegados por EEUU en la región, el dictador de Uganda Yoweri Museveni y los militares tutsi de Ruanda, se desbandaron a través de la frontera de la RDC en búsqueda de aproximadamente un millón de refugiados hutus ruandeses, aventados por las guerras civiles ruandesas de 1994, incluyendo a la derrotada milicia hutu.

Los comandantes militares ugandeses y ruandeses establecieron rápidamente el control sobre la minería de la región rica en yacimientos, proporcionando materias primas a EEUU –y a las corporaciones extractivas europeas–, en una relación de negocios mutuamente rentables que prospera en un ambiente de terror y masacre. Pese a que sus actividades en el este del Congo han dado lugar a un holocausto igual al judío europeo bajo los nazis, Ruanda y Uganda disfrutan de impunidad como los clientes más leales de Washington en el África negra. Los medios corporativos de EEUU, conducidos colectivamente por sus narices por el departamento de Estado, están al acecho de genocidas por todas partes de África, excepto entre los protegidos de EEUU en Kampala y Kigali.

No habiendo procesado a nadie más que a africanos desde su creación en 2002, el Tribunal Penal Internacional (TPI) ahora corteja activamente a EEUU, el más prolífico perpetrador y patrocinador mundial de crímenes de guerra, crímenes contra la humanidad y genocidio, como gendarme global de las acusaciones del TPI. EEUU rechaza unirse al TPI porque teme que pueda ser procesado por sus propios crímenes (solamente 111 naciones han ratificado su acatamiento a la jurisdicción del tratado). Pese a todo, el fiscal jefe del TPI, el abogado argentino Luis Moreno-Ocampo, cabildea abiertamente para que EEUU encabece una “coalición deseosa” de desplegar “fuerzas especiales” como brazo policial del Tribunal con sede en La Haya.

Moreno-Ocampo aparentemente cree que la búsqueda global de justicia resultaría fortalecida con la incorporación de “las raras y costosas capacidades” del fabricante de guerra más activo del mundo, según lo informado por los estudiantes de periodismo Adam Branch y Samar Al-Bulushi en el diario africano Pambazuka. EEUU tampoco ve ninguna contradicción en actuar como guardián internacional de la ley sin darse por aludido respecto a sí mismo. Stephen Rapp, un embajador de EEUU para voluminosos crímenes de guerra, dijo que Washington “puede apoyar constructivamente este tribunal cuando trabaje en nuestro interés. Y en los casos que hasta ahora abordó, están nuestros intereses y el interés de toda la clase humana”.

EEUU fue el foco de la atención –aunque oficialmente estuvo sólo como observador– de la conferencia del TPI del 31 de mayo al 11 de junio 2010 en Kamala, Uganda. “Es duro enfatizar cómo los países están felices de vernos aquí”, dijo Harold Koh, asesor jurídico del departamento de Estado. “Estuvieron muy apenados en el período de hostilidad de EEUU contra el tribunal”. Por supuesto, Washington sigue inalterablemente opuesto a cualquier límite a sus prerrogativas de superpotencia, pero dio la bienvenida a la invitación de Moreno-Ocampo de hacer cumplir acusaciones altamente selectivas del TPI [como su orden de arresto del presidente sudanés Omar al Bashir].

El TPI está ofreciéndole la insignia de sherif al matón más grande del mundo, una nación que proclama orgullosa que la ley termina donde comienzan sus propios intereses. Posiblemente, la justicia no podrá ser honrada.

Actualización del Comité ad hoc por la Justicia para Iraq:

En octubre de 2009, introdujimos en Madrid -en nombre de víctimas iraquíes- un caso legal contra 4 presidentes de EEUU y 4 primeros ministros británicos por crímenes en Iraq, invocando las leyes de jurisdicción universal para crímenes de guerra, crímenes contra la humanidad y genocidio. Nuestro caso abarca 19 años, incluyendo los 13 años de sanciones [económicas contra Iraq] que demostraron tener un impacto abrumadoramente destructivo en la salud pública iraquí, y el lanzamiento de una guerra de agresión ilegal contra Iraq basada en falsificación deliberada y esfuerzos sistemáticos por ocultar los verdaderos objetivos de la guerra al público en general, en EEUU, el Reino Unido y otras partes. Las sanciones provocaron un exceso en las tasas de mortalidad que se estima incidió en la muerte de 1,5 millones de iraquíes, incluyendo 500.000 niños menores de cinco años. Hasta la fecha, las estimaciones de muertes violentas entre los iraquíes post-2003 ascienden a 1,2 millones. Dentro y fuera del país, han convertido en desplazados a unos cinco millones de iraquíes, un quinto del toda la población.

A pesar de la enormidad de los crímenes, la visibilidad de los acusados y de una campaña de prensa completa sobre el caso, la presentación del juicio consiguió publicidad cero en los principales medios de habla inglesa. En España fue reportado una sola vez, marginalmente. Solamente los medios alternativos acogieron nuestros comunicados de prensa, y únicamente oyeron hablar del caso quienes escuchan o leen los medios alternativos. Supuestamente por las críticas, la gran prensa continuó propagando la mentira de que fue una equivocación el saqueo dirigido en Iraq por EEUU. Pero no fue una equivocación. EEUU no vagaba ciego en un pantano. Nuestro caso demuestra la sincronización de los crímenes cometidos, incluyendo la destrucción de la infraestructura civil, bombardeo y uso indistinto de uranio empobrecido, promoción del sectarismo [religioso] y de la corrupción, destrucción de las instituciones del Estado, urbicidio [destrucción de ciudades], pillaje, promoción de la tortura, todo conducente -y en incremento combinado- a la destrucción deliberada del Estado y la nación Iraq. El fin en sí fue el desastre humanitario que es el Iraq actual. Esto es lo que no pueden decir y no cubren los grandes medios principales.

Cuando introdujimos nuestra causa legal sabíamos que la presión pública sería instrumental. Basado en años de investigación y análisis, nuestro caso fue presentado un día antes que el senado español votara -bajo presión externa- la reducción radical del ejercicio de la jurisdicción universal en España. El silencio de los grandes medios seguramente contribuyó al resultado. La nueva ley, impuesta retroactivamente, condujo al cierre de nuestro caso y de otros. La ventana se cerró, virtualmente sin comentarios, considerando que las cortes españolas estuvieron abiertas a oír agravios contra los derechos humanos para aquellos imposibilitados de conseguir justicia en sus propios países, o por otros medios, y atendiendo a que España había tomado un rol principal en los esfuerzos por terminar con la impunidad en los asuntos internacionales. En términos reales, nuestro caso fue censurado. Pero no sólo fue censurado nuestro caso: se censuró a Iraq.

¿Cuán importante es este fracaso de los grandes medios principales? La guerra en Iraq no sólo fue un ataque contra un país soberano. Fue un ataque frontal contra el derecho internacional. Si la destrucción de Iraq queda inexplicable, aquello que le sucedió a Iraq puede ocurrir dondequiera. Aún así, seguimos empeñados en el trabajo por el procesamiento de los crímenes de EEUU y del Reino Unido en Iraq. Mientras que España fue la ruta más clara para exigir el derecho a reparación, pueden abrirse nuevos caminos. Justamente buscamos aliados para este trabajo. Estamos listos para apoyar iniciativas similares tomadas por otros. (Véase www.USgenocide.org).

Referencias:

1) Center for Constitutional Rights, “CCR Seeks to Intervene in Spanish Court’s Investigations into Bush Administration’s Torture Program”, CCR, April 27, 2010.

Fuentes: – Glen Ford, “Four U.S. Presidents and Four UK Prime Ministers Charged With Genocide,” Black Agenda Report, October 13, 2009, http://www.blackagendareport.com/?q=content/four-us-presidents-and-four-uk-prime-ministers-charged-genocide – “Justice for Iraq: Legal case filed U.S. Presidents and UK Prime Ministers,” The Brussels Tribune, October 7, 2009, http://axisoflogic.com/artman/publish/printer_57154.shtml

Estudiante investigador: Crystal Schreiner, Sonoma State University

Evluador académico: Mickey Huff, Diablo Valley College

Traducción: Ernesto Carmona

Fuente: http://www.argenpress.info/2010/10/proyecto-censurado-2011-16-espana-murio.html

rCR

 
 
 
 


Subir

Nada que celebrar...¿Hasta cuándo los horrores se seguirán llamando errores?



 

Nada que celebrar...¿Hasta cuándo los horrores se seguirán llamando errores?

 Eduardo Galeano

 

PEQUEÑA AMÉRICA

...Y así a lo largo de tu cuerpo,
pequeña América adorada,
las tierras y los pueblos
interrumpen mis besos
y tu belleza entonces
no sólo enciende el fuego
que arde sin consumirse entre nosotros,
sino que con tu amor me está llamando
y a través de tu vida
me está dando la vida que me falta
y al sabor de tu amor se agrega el barro,
el beso de la tierra que me aguarda.



Pablo Neruda

 



Subir

Es inútil hablar de cambio del clima si no se da un cambio de sistema. El capitalismo es ontológicamente incompatible con el equilibrio ecológico



 

Es inútil hablar de cambio del clima si no se da un cambio de sistema. El capitalismo es ontológicamente incompatible con el equilibrio ecológico

por Frei Betto

Los antiguos griegos ya lo habían notado: Gaya, la Tierra, es un organismo vivo. Y somos fruto de ella, engendrados en 13,700 millones de años de evolución. Sin embargo en los últimos 200 años no supimos cuidar de ella sino que la convertimos en mercancía, de la que se espera obtener el máximo lucro.

Hoy la Tierra ha perdido el 30% de su capacidad de autorregeneración. Solo a través de la intervención humana podrá ser recuperada. Pero nada indica que los gobernantes de las naciones más ricas estén conscientes de ello. Tanto es así que sabotearon la Conferencia Ecológica de Copenhague, en diciembre del 2009.

La Tierra, que debe tener alguna forma de inteligencia, decidió expresar su grito de dolor a través del volcán de Islandia, exhalando una fumarola tóxica que impidió por varios días el tráfico aéreo en Europa Occidental, causando un perjuicio de US$ 10,700 millones.

En reacción al fracaso de Copenhague, Evo Morales, presidente de Bolivia, convocó, para los días 19 al 23 de abril, la Conferencia Mundial de los Pueblos sobre el Cambio Climático y los Derechos de la Madre Tierra. Se esperaban unas dos mil personas; ¡llegaron treinta mil, provenientes de 129 países! El sistema hotelero de la ciudad de Cochabamba colapsó y muchos debieron ser alojados en cuarteles. Bolivia es un caso especial en el escenario mundial.

Con 9 millones de habitantes, es el único país plurinacional, pluricultural y pluriespiritual gobernado por indígenas. Aymaras y quechuas tienen con la naturaleza una relación de alteridad y complementariedad. La miran como Pachamama, la Madre Tierra, y el Padre Cosmos.

Líderes indígenas y de movimientos sociales, especialistas en medio ambiente y dirigentes políticos, al expresar el clamor de los pueblos, concluyeron que la vida en el planeta no tiene salvación si continúa esta mentalidad productivista-consumista que degrada la naturaleza. Es inútil hablar de cambio del clima si no se da un cambio de sistema. El capitalismo es ontológicamente incompatible con el equilibrio ecológico.

Todas las conferencias de la reunión enfatizaron la importancia de aprender de los pueblos indígenas, originarios, el sumak kawsay, expresión quechua que significa ‘vida en plenitud’. Es necesario crear ‘otros mundos posibles’ donde se pueda vivir, no motivados por el mito del progreso indefinido, sino con plena felicidad, en comunión consigo, con los semejantes, con la naturaleza y con Dios.

Hoy están amenazadas todas las formas de vida en el planeta, incluso la humana (2/3 de la población mundial sobreviven por debajo de la línea de pobreza) y la misma Tierra. Evitar la anticipación del Apocalipsis exige cuestionar los mitos de la modernidad —como mercado, desarrollo, Estado uninacional—, todos ellos basados en la razón instrumental.

La conferencia de Cochabamba decidió la creación de un Tribunal Internacional de Justicia Climática, capaz de penalizar a gobiernos y empresas responsables de la catástrofe ambiental. Crece en todo el mundo el número de migrantes por razones climáticas. Es necesario, pues, conocer y combatir las causas estructurales del calentamiento global.

Urge desmercantilizar la vida, el agua, las selvas, y respetar los derechos de la Madre Tierra, liberándola de la insaciable codicia del dios Mercado y de las razones de Estado (como es el caso de la hidroeléctrica de Belo Monte, en el Xingu, Brasil).

Los pueblos originales siempre han sido tratados por nosotros, rostrospálidos, como enemigos del progreso. Pero es nuestro concepto de desarrollo el que se opone a ellos e ignora la sabiduría de quien hace de lo necesario lo suficiente y nunca impide la reproducción de las especies vivas. Tenemos mucho que aprender de los que poseen otros paradigmas, otras formas de conocimiento, respetan la diversidad de cosmovisiones, saben integrar lo humano y la naturaleza y practican la ética de la solidaridad.

Cochabamba es ahora la capital ecológica mundial. Le sugerí al presidente Morales que reeditase la conferencia, a ejemplo del Foro Social Mundial, aunque manteniéndola siempre en Bolivia, donde se lleva a cabo un proceso social y político genuino, singular, en condiciones de señalar alternativas a la actual crisis de la civilización hegemónica. La próxima quedó señalada para el 2011.

Es una lástima que el gobierno brasileño no le haya dado la debida importancia al acontecimiento, ni enviado ningún representante, con excepción del diputado federal Chico Alencar (PSOL-RJ), en representación de la Cámara de Diputados

 

 



Subir

Una economía que se mantiene a flote por el dinero en efectivo de la mafia: no es sólo un argumento para las novelas de Le Carré



 

Una economía que se mantiene a flote por el dinero en efectivo de la mafia: no es sólo un argumento para las novelas de Le Carré

Jonathan Freedland · · · · ·

 

.../...

...Balzac tenía razón: “Detrás de cada gran fortuna, descansa un gran crimen”. Y detrás de las célebres fortunas de hoy, de hecho se encuentran algunos crímenes muy sucios: si no es la venta de armas o enganchar a las drogas a los más vulnerables, es el tráfico de jóvenes como esclavas sexuales y la conversión de inmigrantes en siervos. Cuando los beneficios del mal como estos son blanqueados, el mundo está diciendo que el crimen –aun el más grave– reditúa…

.../...

 

 



Subir

Efectos del uranio empobrecido y del embargo en Irak



 

Efectos del uranio empobrecido y del embargo en Irak

 

Efectos del uranio empobrecido y del embargo en Irak

 

Ver también:

 

Las nuevas armas utilizadas en Afganistán pueden ser responsables de una contaminación muy grave de todo el planeta, por el empleo masivo de municiones radiactivas a dosis mucho mas elevadas que las utilizadas anteriormente.

ALGUNAS COSAS QUE OS OCULTAN SOBRE LA GUERRA DE AFGANISTAN

 



Subir

Evo Morales pidió en Nueva York la democratización de la ONU



 

Evo Morales pidió en Nueva York la democratización de la ONU
por TeleSUR

El presidente boliviano exigió la democratización de la ONU, el fin de la esclavitud promovida por el capitalismo y advirtió a los defensores de los biocombustibles que están cometiendo un ''grave error''.

 

Morales dijo que si la humanidad quiere salvar al planeta tierra debe «erradicar» el capitalismo. (Foto: TeleSUR)

 

 

 



Subir

Juicio a Aznar -"Aquí huele a azufre"-

Subir

El poder oculto: de donde nace la impunidad de Israel



 

Los dueños del sistema
El poder oculto: de donde nace la impunidad de Israel

por Manuel Freytas

 

Imagen: http://latuff2.deviantart.com/art/Save-Gaza-now-43099414

 

 

La gran complicidad internacional con las masacres periódicas israelíes no se gestan por miedo a Israel, sino por miedo a lo que representa el Estado judío. Israel es el símbolo más emblemático, la patria territorial del sionismo capitalista que controla el mundo sin fronteras desde los directorios de los bancos y corporaciones trasnacionales. Israel, básicamente, es la representación nacional de un poder mundial sionista que es el dueño del Estado de Israel tanto como del Estado norteamericano, y del resto de los Estados con sus recursos naturales y sistemas económico-productivos. Y que controla el planeta desde los bancos centrales, las grandes cadenas mediáticas y los arsenales nucleares militares.

 

 



Subir